Not seeing a Scroll to Top Button ? Go to our FAQ page for more info.

domingo, 17 de agosto de 2014

Orientaciones para evitar la sobreprotección de los hijos


Hay un tema que me preocupa profundamente y es la sobreprotección de los hijos.




La protección es algo natural y necesario para la supervivencia, pero hemos de equilibrarla para que permita a los niños autonomía, maduración y crecimiento. Se trata de dejarlos crecer y madurar.


Creo que muchos padres no son conscientes de los daños que ocasiona esta manera de proceder; con ella no los dejan crecer ni completar su maduración y desarrollo psicológicos.


Os recomiendo que leáis con detenimiento el artículo de la psicóloga y pedagoga Celia Rodríguez Ruíz publicado en Escuela de padres de Educapeques y titulado Orientaciones para evitar la sobreprotección de los hijos en el que analiza los riesgos de la protección y nos proporciona 10 orientaciones para evitar la sobreprotección:

  1. Ayúdale a construir una imagen de interior de sí mismo lo más positiva posible.
  2. Encuentra un equilibrio en la protección para que le permita ser autónomo.
  3. Transmítele una percepción tranquilizadora del mundo. Si ven peligros y no tienen autonomía, le creara mucha inseguridad.
  4. Dale confianza cuando crea que no puede hacer algo. Es importante hacerle ver que sí puede y dejarle que él solo pueda hacerlo.
  5. Ocúpate de él/ella. Es importante que perciba esa atención y se sienta seguro para explorar el mundo.
  6. No desestimes los miedos del niño/a pero tampoco los aumentes. Escúchale, compréndele y ayúdale a ver las cosas de otro modo.
  7. No te excedas en advertencias del tipo cuidado te vas a caer, eso no. Es importante estar pendientes del pequeño pero dejarle hacer. Es decir que él/ella se perciba solo para afrontar retos.
  8. No hagas cosas por ellos, que pueden hacer por sí mismos. Es importante desarrollar su autonomía y responsabilidad.
  9. Ante las dificultades, conflictos o problemas que tenga el niño no intervengas enseguida y deja que experimente formas de acción.
  10. Deja que se equivoque o se frustre de vez en cuando (sin que haya peligro para su integridad física o psicológica). De este modo irá madurando.



2 comentarios :

  1. interesante artículo. como han cambiado las cosas (hablo desde mi experiencia personal y no soy tan mayor) Recuerdo que de pequeño yo tenía que conseguir las cosas, no era pedirlas y ya las tenía en las manos; me equivocaba y encima me regañaban a veces, pero aprendía de mis fallos y si me caía, me decían que me levantara (si no era nada serio, obvio) pero ahora lo tienen todo hecho, todo dado y casi casi viven entre algodones (sin generalizar, que hay casos para todo)¿qué nos ha pasado a la sociedad en este aspecto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que influyen múltiples factores Miguel. Considero que no hay nada más difícil que educar, se trata de encontrar ese equilibrio del que habla este artículo y así se lo hago saber a los padres de mis alumnos.
      Yo he sido una niña sobreprotegida (soy hija única) y he tenido que luchar mucho para superar mis inseguridades. Por ello trato, por todos los medios, de educar convenientemente a mis alumnos.

      Eliminar

Si necesitas alguna aclaración con respecto a esta entrada no dudes en escribirme y te responderé encantada.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...